Salud y medioambiente

Recientemente la Sociedad Polaca de Endocrinología* en linea con las declaraciones de la Sociedad de Endocrinología Pediátrica y la Sociedad Europea de Pediatría y Endocrinología, señaló los efectos adversos para la salud causados por los productos químicos disruptores endocrinos (QDE) de uso común en la vida cotidiana como componentes de plásticos, envases de alimentos, productos farmacéuticos y cosméticos. Cerca de 800 productos químicos son conocidos o se sospecha que producen alteración del sistema endocrino. La afirmación se basa en los datos sobre el alarmante aumento de la prevalencia de muchos trastornos endocrinos, tales como: criptorquidia, pubertad precoz en las niñas y los niños, y los cánceres dependientes de hormonas (endometrio, mama, próstata). La urbanización progresiva, la industrialización y el consumismo han dado lugar a un aumento de la contaminación del medio ambiente, que puede afectar a la fauna y la salud humana. Los productos químicos disruptores endocrinos (QDE) son compuestos presentes en el medio ambiente y la comida natural o como contaminantes. La Organización Mundial de la Salud los define como "sustancias exógenas o mezclas que alteran la función del sistema endocrino y en consecuencia causan efectos adversos en un organismo intacto, su progenie o sub-poblaciones".

Obesidad
Un capítulo especial mereció la incidencia sobre el metabolismo lipídico y el peso corporal.
Ya se ha documentado que los QEDs pueden jugar un papel en la patogénesis de la obesidad. Ellos pueden tener un impacto en la lipogénesis, lipolisis, adipogénesis, así como sobre la ingesta de alimentos. El Bisfenol-A (BPA) , un compuesto mundialmente presente en muchos e importantes plásticos, estimula la acumulación de lípidos y la diferenciación de preadipocitos en células maduras. 
Los fitoestrógenos también estan involucrados en la modulación del peso coproral. La genisteína, a bajas concentraciones, exhibe una actividad estrogénica e inhibe la lipogénesis. Sin embargo, altas concentraciones de genisteína pueden promover la lipogénesis.

La salud humana depende estrictamente de la homeostasis del sistema endocrino. Un número creciente de enfermedades endocrinas, malformaciones genitales, y trastornos metabólicos apuntan a la función potencial de factores ambientales. El aumento del consumismo y el auge industrial ha dado lugar a una grave contaminación del entorno con un correspondiente impacto negativo en la salud humana; por lo tanto, hay una gran necesidad de biomonitoreo de los QDE’s.
Para el beneficio humano es necesario desarrollar estudios multidisciplinarios entre químicos analíticos, endocrinólogos, ginecólogos, andrólogos, oncólogos y biólogos moleculares; y discutir los resultados científicos con los representantes del gobierno para introducir la reglamentación de leyes apropiadas.
*Endokrynologia Polska - Volume 66; Number 3/2015

CITTRAL

 Centro     Interdisciplinario

para el Tratamiento de los 

Trastornos     Alimentarios

ANOREXIA       BULIMIA       OBESIDAD

 

© 1993 by CITTRAL SRL - Todos los derechos reservados