Trastornos Alimentarios relacionados con el Sueño

Se caracterizan por patrones anormales de alimentación durante la noche. Se han descripto dos cuadros fundamentales; ambos trastornos son híbridos de trastornos del sueño y de la alimentación.

Uno es el Trastorno de la Alimentación Relacionado con el Sueño (TARS) se caracteriza por episodios de atracón durante la transición del sueño nocturno al despertar. Los pacientes describen estas ingestas como fuera de control y con preferencia por alimentos ricos en calorías. El nivel de conciencia durante estos episodios van desde un grado de conciencia parcial hasta el sonambulismo, sin un recuerdo del episodio.

El Síndrome de Comedor Nocturno (SCN) es otra condición importante dentro de los desordenes nocturnos del comer. Consisten en episodios de hiperfagia no acompañados de amnesia. La persona come durante la noche con plena conciencia, siendo incapaz de conciliar el sueño de nuevo a menos que coma.

El Comedor Compulsivo Nocturno presenta los siguientes síntomas:

-poco o ningún apetito para desayunar,

-comer más después de la cena que durante la misma,

-comer más de la mitad de la ingesta diaria de alimentos después de la hora de la cena,

-despertares recurrentes que requieren de comer para poder volver a dormirse.

Estas dos condiciones a menudo se superponen.

Tanto los hombres como las mujeres son vulnerables a estos trastornos, siendo más comunes entre las mujeres. El número de personas afectadas por estos trastornos llega hasta un 17% en aquellos con otros trastornos de la alimentación. Muchos de estos individuos hacen dieta durante el día, lo que los deja vulnerables a los atracones por la noche.

Trastorno Evitativo/Restrictivo de la Ingesta Alimentaria

Se trata de un trastorno en el que las comidas son evitadas hasta el punto de que los requerimientos nutricionales no se cubren, con la consiguiente pérdida importante de peso.

Se observa sobre todo en  niños y se considera diferente de la Anorexia y la Bulimia.

Las alteraciones en la alimentación pueden incluir la disminución del interés hacia la comida o el comer en general; o una evitación asociada a las características sensoriales de los alimentos; o una preocupación creciente hacia las diversas consecuencias de comer.

Como consecuencia pueden aparecer manifestaciones que pueden incluir la incapacidad para cubrir las demandas energética y nutricional necesarias; una considerable pérdida de peso o falta de aumento de peso, o un deficiente crecimiento en el caso de los niños. Y presencia

de diferentes deficiencias nutricionales.

Trastorno purgativo

Se caracteriza por conductas purgativas recurrentes, que tiene como finalidad para influir en el peso

o en la forma corporal, no precedidas por atracones. Estos comportamientos incluyen: vómitos autoprovocados, diuréticos, otros fármacos, laxantes. La autoevaluación está excesivamente influida

por la forma corporal o el peso o hay un intenso temor a ganar peso o llegar a estar obeso.

 

Síndrome de Ingesta Nocturna

Consiste en episodios recurrentes de ingesta nocturna, en forma de ingesta tras despertarse de noche, o de un excesivo consumo de alimentos tras la cena.

CITTRAL

 Centro     Interdisciplinario

para el Tratamiento de los 

Trastornos     Alimentarios

ANOREXIA       BULIMIA       OBESIDAD

 

© 1993 by CITTRAL SRL - Todos los derechos reservados