El primer paso para abordar la prevención es abandonar la idea de culpabilidad. Muchos padres sienten que si algo así pudiese pasarle a sus hijos, sería responsabilidad de ellos. Esta posibilidad de sentirse culpables por un problema tan serio, en algunas oportunidades funciona como obstáculo para observar y detectar los problemas desde su inicio. Si bien la dinámica familiar influye tanto en la formación de la personalidad de los hijos como en sus posibles problemas, se trata de un fenómeno que se teje en la estructura familiar y que no responde a la responsabilidad exclusiva de ninguno de los miembros. Asimismo el factor familiar es uno entre otros factores predisponentes.

Si considera que su hija/o tiene un trastorno alimentario intente acercarse, hablar.
Si rechaza su ayuda, lo cual es frecuente, acérquese usted mismo a un centro especializado para encontrar la manera de ayudarla.

Si en algún momento pensó que su hija/o podría padecer un desorden alimentario, esté atento a las siguientes situaciones:

Está irritable o ha cambiado drásticamente su carácter.

Se queja de su cuerpo y dice verse gorda.

Está pendiente de los modelos de delgadez que se ofrecen en los medios de comunicación, los toma como ideales.

Con respecto a ello, usted puede ayudarla a desarrollar un pensamiento crítico respecto de la moda. Ensañándole que se trata de imágenes que no reflejan la realidad de las personas ya que la delgadez extrema está en las antípodas del éxito.

Si es bailarina, modelo, deportista o desarrolla alguna disciplina especialmente ligada al cuerpo es preciso estar particularmente atento porque en los ámbitos donde se desarrollan esas actividades suelen exigirles mucho con respecto a su cuerpo. Lo cual –por supuesto- no significa que todos los que desarrollan esas actividades tengan problemas con su alimentación.

Está débil físicamente y a menudo se muestra muy cansada, desganada.

Dificultades para concentrarse y estudiar.- Intenta comer cada vez menos o desarrolla rituales que evaden la comida.

En ocasiones come sin control y luego se siente mal.

Come a escondidas.

Siempre va al baño luego de las comidas.

Se le retrasa o retira la menstruación.

CITTRAL

 Centro     Interdisciplinario

para el Tratamiento de los 

Trastornos     Alimentarios

ANOREXIA       BULIMIA       OBESIDAD

 

© 1993 by CITTRAL SRL - Todos los derechos reservados